La historia de legislación relacionada con padres con discapacidades en Idaho

Una foto de un martillo.

En respuesta a la discriminación generalizada experimentada por los padres con discapacidades involucrados con el bienestar infantil y los sistemas de derecho familiar, el Consejo de Vida Independiente (Idaho State Independent Living Council, SILC)  de Idaho emprendió esfuerzos pioneros para cambiar la legislación del estado (Consejo Nacional de Discapacidad, 2012). Estos esfuerzos comenzaron en 1999 mientras SILC de Idaho recopilaba información de personas con discapacidades sobre temas prioritarios para su Plan estatal anual de vida independiente. Durante esta recopilación de datos, muchos padres con discapacidades reportaron historias desgarradoras de participación en el sistema de bienestar infantil y pérdida de la custodia de sus hijos. 

En 2000, dirigido por Kelly Buckland, el director ejecutivo de la SILC de Idaho en ese momento, se estableció el Comité Familiar para abordar el prejuicio que enfrentan los padres discapacitados y sus familias (Fathers and Mothers Independently Living with their Youth; Lightfoot, LaLiberte, & Hill, 2007). El Comité Familiar, integrado por personas con discapacidades, defensores y legisladores, determinó que se necesitaba un cambio legislativo para prevenir la discriminación contra los padres discapacitados. Específicamente, buscaban mejorar legislación existente en Idaho que llevaba a la remoción de niños a causa de la discapacidad de los padres, y a crear un sistema de evaluación que consideró estrategias, equipo y apoyos adaptativos para la crianza de los hijos (Lightfoot et al., 2007).

Los esfuerzos del Comité Familiar tardaron cuatro años e incluyeron varios intentos fallidos de que la legislación se aprobara. Finalmente, en las sesiones legislativas de 2002 y 2003, Idaho se convirtió en el primer estado del país en aprobar una legislación integral destinada a garantizar los derechos de los padres discapacitados en cuestiones de bienestar infantil, derecho familiar, tutela y adopción (Callow et al., 2011). Colectivamente, estos proyectos de ley abordan el prejuicio; la falta de conocimiento profesional sobre los padres con discapacidades, el equipo y los apoyos de crianza adaptables; los asuntos relacionados con las normas de prueba en disputas judiciales; y la remoción de niños con base únicamente en la discapacidad de un padre (proyectos de ley de la Cámara de Idaho 577 de 2002, 579 de 2002, 160 de 2003 y 167 de 2003 respectivamente). Específicamente, estos proyectos de ley resultaron en los siguientes cambios a las leyes de Idaho:

  • Se agregó una declaración de no discriminación contra los padres con discapacidades.
  • Se definió “discapacidad”, “servicios de apoyo” y “equipo de adaptación”.
  • Se agregó una sección relacionada con la admisibilidad de evidencia en procedimientos jurídicos sobre servicios de apoyo y equipo de adaptación para padres con discapacidades, dándoles a los padres la oportunidad de demostrar cómo podrían facilitar la crianza de los hijos los servicios y el equipo. 
  • Se agregó lenguaje que requiere que las evaluaciones de crianza de los padres discapacitados incluyan la consideración de los servicios de apoyo y el equipo de adaptación, y que lleven a cabo las evaluaciones personas informadas sobre tales servicios y equipo.
  • Se eliminó la discapacidad de los padres de la lista de factores a considerar en los casos de custodia, evitando así la remoción de los hijos por motivos de discapacidad solamente.
  • Se agregó una disposición que requiere que las cortes emitan por escrito las determinaciones de que la discapacidad de un padre es relevante, sugiriendo así la necesidad de justificar y no presumir la relevancia de la discapacidad.

Durante las sesiones legislativas de 2002 y 2003, Idaho se convirtió en el primer estado del país en cambiar ampliamente sus leyes estatales para salvaguardar los derechos de los padres con discapacidades y sus familias. Casi dos décadas después, 18 estados han aprobado legislación relacionada con padres con discapacidades y los sistemas de bienestar infantil y derecho familiar (Arizona, Arkansas, California, Colorado, Idaho, Illinois, Kansas, Maryland, Missouri, Nebraska, Oregón, Rhode Island, Carolina del Sur, Tennessee, Utah, Vermont, Washington y Virginia Occidental y otros 12 estados tienen actualmente legislación pendiente (Alabama, Georgia, Hawai, Kentucky, Massachusetts, Minnesota, Nebraska, Nuevo México, Nueva York, Oklahoma, Oregón y Rhode Island) (Centro Nacional de Investigación para Padres con Discapacidades, 2019).

Referencias

Lightfoot, E., LaLiberte, T., & Hill, K. (2007). Guide to creating legislative change: Disability status in termination of parental rights and other child custody statutes. Minneapolis: University of Minnesota. Retrieved from http://www.cehd.umn.edu/ssw/CASCW/attributes/PDF/LegislativeChange.pdf

National Council on Disability. (2012). Rocking the cradle: Ensuring the rights of parents with disabilities and their children. Washington, DC: Author.

National Research Center for Parents with Disabilities. (October 22, 2019). Current legislation. Retrieved from https://heller.brandeis.edu/parents-with-disabilities/map/index.html.